09-07-2024

¿Te has enterado de todos los cambios de la selectividad para 2025? Desde ajustes en la estructura de los exámenes hasta nuevas normas de corrección, esta nueva selectividad busca ser más justa, equitativa y alineada con la actual ley de educación, la Lomloe. Pero no te preocupes, aquí te contamos todo lo que necesitas saber para que estés preparado.

Vamos a desglosar cada uno de estos cambios en la selectividad, también conocida ahora como PAU, para que sepas exactamente qué esperar. ¿Cómo será la selectividad en 2025? ¿Qué cambia y qué se mantiene igual? ¡Vamos a verlo!

¿Cuáles son los cambios de la nueva selectividad en 2025?

El Ministerio de Educación en España ha anunciado que a partir del 2025 la selectividad va a cambiar, y bastante. Y es que, desde la pandemia, el nivel de los exámenes se rebajó y esto ha causado un desbarajuste en las notas.

De repente, hay muchos más aprobados y sobresalientes, lo que ha hecho que las notas de corte para las universidades se disparen. Esto ha complicado la vida a muchos estudiantes, que ahora tienen más difícil acceder a las carreras que quieren.

Pero no solo se trata de ajustar las notas, esta nueva selectividad también busca alinearse mejor con la vigente ley de educación, la Lomloe, más conocida como la Ley Celaá. Así que, con estos dos grandes motivos en mente, se han propuesto una serie de cambios importantes para hacer la selectividad más justa y equilibrada para todos.

En los siguientes apartados, te voy a contar en detalle cada uno de estos cambios para que sepas exactamente qué esperar y cómo prepararte para esta nueva selectividad.

1. Cambio de nombre

Uno de los primeros cambios en la selectividad que notarás es el cambio de nombre. Después de varios años llamándose EvAU, EBAU, AVAU, PBAU… según la comunidad autónoma, se ha decidido unificar todo bajo el nombre que tenía hace casi una década: PAU, Prueba de Acceso a la Universidad.

Este cambio busca simplificar y unificar el nombre en todo el país, para que no haya más líos ni confusiones.

2. Opción única de examen

Otro de los grandes cambios en la selectividad 2025 es que se acabó eso de elegir preguntas a la carta. Hasta ahora, podías elegir entre varios modelos de examen y quedarte con las preguntas que mejor te venían. Pero con la nueva selectividad, todos los estudiantes harán el mismo examen. Esto significa que no podrás dejar partes del temario sin estudiar.

No obstante, aunque haya un modelo único de examen, algunos ejercicios ofrecerán varias opciones a escoger. Eso sí, esta elección se planteará de manera que no te puedas dejar ninguna parte del temario sin estudiar. El objetivo de este cambio es asegurarse de que todos los estudiantes hayan aprendido todo lo que necesitan saber.

Saca la mejor nota en Selectividad

Prepárate para superar la Selectividad y estudiar la carrera que quieras con la mejor academia online

  • 100% online
  • Vídeos explicativos del temario
  • Chat para dudas
  • Tutorización y seguimiento
  • Simulacros de examen

3. Nueva estructura de examen

Uno de los cambios más relevantes en esta nueva selectividad es la nueva estructura de los exámenes. A partir de ahora, se distinguirán tres nuevos tipos de pregunta:

  • Preguntas cerradas: Preguntas objetivas de respuesta muy breve o tipo test.
  • Preguntas semiconstruidas: Preguntas que miden tu capacidad de análisis de respuesta breve.
  • Preguntas abiertas: Preguntas más elaboradas de desarrollo.

Es importante que sepas que las preguntas semiconstruidas y abiertas deben representar, como mínimo, el 70% de la nota total del examen. Así que prepárate para demostrar todo lo que sabes y cómo lo aplicas.

Otro cambio más pequeño, pero también importante, es que los alumnos que cursen 4 materias en la fase voluntaria para subir su nota de acceso y optar al 14, deberán examinarse obligatoriamente de una segunda lengua extranjera.

4. Los errores gramaticales y ortográficos restan

Otro de los cambios en la selectividad que debes tener muy en cuenta es que, a partir de ahora, los errores gramaticales y ortográficos te pueden costar puntos. Sí, como lo oyes. Estos errores podrán bajar hasta un 10% (un punto) de la nota del examen. Así que, además de estudiar el contenido, asegúrate de escribir correctamente.

5. Nuevos criterios de corrección unificados

Con la nueva selectividad, habrá criterios y objetivos comunes de corrección y calificación en todas las comunidades autónomas. Esto significa que los correctores y examinadores de toda España tendrán que seguir las mismas pautas para que no haya disparidades a la hora de corregir.

Además, habrá una guía de calificación para cada ejercicio, de manera que todos los estudiantes estarán en igualdad de condiciones sin importar en qué parte del país hagan el examen.

6. Mejora del proceso de revisión

Actualmente cada examen lo corrige un solo profesor. Pero con la nueva selectividad 2025, las cosas cambian para mejor. Habrá una primera corrección por parte de un profesor y luego una segunda corrección completa realizada por otro docente. Si hay una diferencia de dos o más puntos entre la primera y la segunda corrección, se hará una tercera revisión.

Esto significa que el proceso de revisión será mucho más justo y preciso.

7. Fomento de la creatividad y el pensamiento crítico

La actual Ley de educación ha puesto mucho énfasis en el estudio por competencias. Esto significa que, más allá de memorizar datos, los estudiantes deben desarrollar una serie de habilidades o competencias en cada materia. Entre estas habilidades destacan el pensamiento crítico, la resolución de problemas y la creatividad.

Este enfoque se va a aplicar también a la nueva selectividad. Los exámenes se diseñarán con preguntas que se centren en explotar estas competencias, en lugar de simplemente evaluar cuánto has memorizado.

Preguntas frecuentes sobre la nueva selectividad

¿Qué se mantiene de la antigua selectividad?

Aunque la nueva selectividad trae muchos cambios (y algunos bastante importantes), también hay aspectos que se mantienen igual. Por ejemplo, el número de exámenes obligatorios y las materias que los conforman siguen siendo los mismos. Así que, en ese sentido, no tendrás sorpresas.

La duración de cada prueba también se mantiene en 90 minutos, así que puedes seguir planificando tu tiempo de estudio y preparación como lo hacías antes.

Además, el cálculo de la nota de acceso a la universidad tampoco cambia. Sigue siendo una media ponderada entre la calificación de la PAU (40%) y tu nota de Bachillerato (60%).

¿La nueva selectividad es más fácil o más difícil?

La dificultad de la nueva selectividad es algo relativo y depende mucho de cada persona. Está claro que este nuevo formato presenta algunos cambios que pueden aumentar la exigencia para aprobar o sacar buena nota, como el modelo único de examen o la penalización por faltas de ortografía.

Sin embargo, más que endurecer la prueba, se trata de volver a situarla a un nivel de dificultad similar al que había antes de la pandemia. Además, se han agregado cambios que benefician al estudiante, como la mejora en el proceso de revisión de exámenes y la presencia de criterios unificados a la hora de evaluar.

Así que, si te preguntas si la nueva selectividad es más fácil o más difícil, la respuesta es que depende de cómo te prepares y te adaptes a estos cambios. Con la preparación adecuada, podrás enfrentar esta prueba con confianza.

En definitiva, la nueva selectividad 2025 viene cargada de cambios importantes que buscan hacer el proceso más justo y alineado con las necesidades educativas actuales. Adaptarse a esta nueva selectividad puede parecer un desafío, pero con la información adecuada y una buena preparación, seguro que lograrás tus objetivos.

Así que, mantente al tanto de todas las novedades, sigue estudiando con ganas y no dejes que estos cambios en la selectividad te asusten. ¡Tú puedes con esto y mucho más!